Vaya semanita

Desde luego, cuando  las casualidades adversas de la vida se alían y confabulan para presentarse juntitas, es que dan ganas de buscar algún cabeza de turco con el que desahogarse.

El sábado, se me fastidia el pc. Tarjeta gráfica y placa base a la porra; y aunque repararlo ha llevado tiempo y pasta, ni por el forro se me ha pasado por el vacío intracraneal el adquirir uno nuevo. Al menos, mientras mis ingresos sigan dependiendo de los que continuáis en activo laboralmente, claro.

Ayer, llamadita del proceso de selección. Fuera de la convocatoria; que ya me lo olía, tras dos semanas desde sus últimas noticias. Y aunque uno está acostumbrado a recibir nóes, sienta un poco bastante mucho peor tras unas cuantas entrevistas, tests, psicotécnicos y exámenes de inglés. Hala, a seguir mirando en Infojobs…

Al menos, el sábado estuve un rato en el local y saqué algunos buenos sonidos al Pod para la SG, he tenido tiempo para leer apaciblemente en la terraza (sí, sigo llevando pantalones cortos) y en breve tendré una nueva pincelada en mi look.

Hala, voy a ver si sigo instalando programas (qué cansino). Y no, Fernan; nada de Ubuntu…

Anuncios

~ por Sir Worth en 30 noviembre, 2011.

2 comentarios to “Vaya semanita”

  1. Sir, ni que decir, de que hay semanas así… nosotros en casa tenemos 1 semana sin autos, el mío hace 2 semanas terminó por dejarme tirado y decidió que mientras no compre un nuevo alternador no jala, y el de mi esposa la aventó con todo y pequeño a las 7 de la mañana el lunes pasado porque se rompió la cadena de distribución… (mi mecanico dice que en 20 años trabajando nunca había visto que se rompiera una cadena…) pero en fin, que nos queda mas que poner buena cara a las temperaturas de 2º y levantarnos un poco mas temprano para subirnos al autobus…

    • Ah, el coche… a mí se me fastidió el climatizador a mediados de año. No es que por aquí lo usase mucho, la verdad; pero cuando uno se baja a La Mancha para estar con la chica de las galletas, en verano se echa muchísimo de menos. Pero claro, no se ve ninguna fuga a primera vista; y hay que ir desmontando poco a poco, siguiendo el circuito. Y ahí ya me dijo el mecánico: el mínimo de broma, 600 €. Y eso teniendo suerte y que aparezca nada más empezar a desmontar. Pero que podía ser mucho más; así que nada, a refrescarse a la antigua usanza: a golpe de ventanilla.

      Vaya añito de averías…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: