¿Con qué te toco?

Pese a la aparente zafiedad del título de esta entrada, hoy me he propuesto “intentar” escribir sobre algo en serio. Variar un poco, por una vez en la vida, tampoco es tan malo…

He comentado en un par de posts anteriores cuál es el equipo que empleo para tocar, tanto con los Turbulentos como con Lost Dawn. Pero nunca me he parado a hablar de una pequeña pero importante pieza del puzzle.

Va siendo hora de dar algo de protagonismo a las púas…

Este pequeño elemento es el causante de los chillidos del instrumento en nuestras manos. Y, como todo en este mundo, hay variedad para los gustos de cada uno.

Es importante saber qué quieres tocar; porque, en función de ello, elegirás el material (plástico, nylon, metal,…), el tamaño (que aquí sí importa), la dureza y el grosor.

Una púa blanda produce un sonido más apagado, pero proporciona mayor velocidad. Por contra, una púa dura da un sonido más brillante a costa de volverte un pelín lento. Claro, que con una metálica también corres el riesgo de dejarte un buen presupuesto en cuerdas y en volver a lacar el instrumento.

En mi caso, yo uso las Jim Dunlop de 3 mm. Vamos, que estoy acostumbrado a sujetar en la mano una dura, recia y bien gorda…

Para los que andáis con ganas de empezar a aprender a tocar y queráis una información más precisa al respecto, lo tenéis muy bien resumido aquí. De todas formas, todos estos comentarios a priori nunca han de sobreponerse a aquella con la que estéis más cómodos; por lo que no os limitéis a un tipo concreto desde un primer momento.

Además, queda el aspecto estético. Si bien los fabricantes las hacen de serie con una enorme gama de colorines, siempre está la opción de encargar tu propio modelo personalizado. Por unos pocos euros, puedes emular a tus héroes cuando lanzan puñados de ella con su logo impreso.

Eso sí, yo voy advirtiendo: al que me venga con una como las de la siguiente foto, se arriesga a dejar de respirar así como de golpe…

Y aquí acaba esta pequeña chapa acerca de la parte más barata del mundillo de las seis cuerdas; pero no dejéis que su bajo precio os haga creer que es menos importante…

Anuncios

~ por Sir Worth en 9 noviembre, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: