Supersticiones

He de admitir que no soy de ésos que tienen que salir de casa pisando primero con tal pie, que me la suda ver pasar delante de mis narices un gato negro (gachicho, gachicho), que si evito pasar por debajo de una escalera es por precaución y no por lo otro, y que no tengo ningún tipo de ritual particular para conseguir que las cosas salgan según mis intenciones.

Nada de llevar amuletos, ni de ejecutar ciertos signos, ni de sacrificar vírgenes en el altar de mi cuarto secreto (no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia).

Por ello, cuando una voz femenina me ha despertado esta mañana para decirme que sigo adelante en cierto proceso de selección, sólo me he alegrado. Aún no está nada seguro, pues me quedan todavía dos fases más (además de las previas pasadas). Sólo espero tener suerte, ya que, en caso de materializarse, estaríamos hablando de mi ingreso en una empresa internacional potente, a la que le supongo bastante más seriedad que a mi anterior empleadora.

No pienso cruzar los dedos, ni voy a peregrinar de rodillas hasta la basílica de Begoña, ni a tomarme un brebaje supuestamente favorecedor.

Pero deseadme suerte…

Anuncios

~ por Sir Worth en 7 noviembre, 2011.

6 comentarios to “Supersticiones”

  1. Suerte rizos!!!!!

  2. Pues mucha suerte en ese proceso! Ojalá pronto nos cuentes buenas noticias. ;D

  3. pues suerte! aunque quizá no la necesites mas que a un amuleto de cabeza de cuervo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: