De cuando mis manos no eran tan vagas

En el bonito foro de la web dedicada a Stephen King, ka-tet-corporation, se celebró hace un par de añitos uno de sus habituales concursos literarios. En dicha ocasión, la temática versaba sobre el universo en torno  a la gran saga de Mr. King, la Torre Oscura (por cierto, que me alegro en cierta medida de que se haya suspendido el proyecto en celuloide porque así Bardem no la protagonizará -o eso espero). Como es habitual, se presentaron grandes relatos de un buen puñado de escritores amateur de postín…

…Y he aquí que se ha publicado un libro con los relatos que coparon los puestos más altos de las votaciones. Y sintiéndome enormemente honrado, entre ellos está el que presentó un servidor, sonrojado por aparecer en tan excelsa compañía.

El libro puede ser adquirido en el siguiente link, http://www.bubok.es/libros/205133/VesKa-Gan , tanto en formato impreso a un precio asequible como en su versión electrónica, esta última gratuita.

Aunque veo que en el mío no se han respetado las fuentes en cursiva de algunos párrafos, ya que la historia iba alternando entre dos momentos temporales y esas cursivas indicaban cuál correspondía a cada instante; así que puede que resulte un poco lioso. El mencionado texto, tal y como lo concebí, lo podéis leer en la correspondiente entrada:  https://sirworth.wordpress.com/2009/09/16/veska-gan/

"En un lugar del golfo de Bizkaia, de cuyo nombre no quiero acordarme,..."

Lo cierto es que hace bastante que no produzco ningún hijo literario. Y el motivo está claro: pereza, me da muchísima pereza sentarme a escribir durante un buen rato. Es una pena, porque es una de las cosas que disfruto con intensidad, y tengo un montón de ideas en el tintero… pero el no tener demasiado tiempo para dedicarlo a teclear hace mucho que dejó de ser excusa. Habrá que ponerse algún tipo de obligación…

Pues sí, para los que no lo sepáis me gusta bastante escribir. En esta mismo blog podéis encontrar la mayoría de mis creaciones, con tan sólo pinchar en el recuadro de categorías y elegir la correspondiente.

Por un lado, están los relatos cortos, aquellos que no superan las cinco páginas, bautizados como “Relatos DiaWorthycos”. Como ejemplo, se puede reseñar la siguiente historia: https://sirworth.wordpress.com/2009/06/09/uno-de-tres/

Y por otro llegan los de gran extensión, que en su día iba colgando por capítulos. Desde el primero, Lobo Solitario, hasta el más extenso, Descompresión, aglutinan un montón de horas de estrujar el seso con la única idea de divertirme y entretener a aquellos sufridores que se han encontrado con ellos entre las manos. Si hay algún valiente que se atreva…

Bueno, va siendo hora de pasar por la ducha. Primero, he quedado para tomar un café en cierta localidad costera; y después, iré volando a recoger a cierta chica colorada. Qué ganas…

Anuncios

~ por Sir Worth en 29 julio, 2011.

2 comentarios to “De cuando mis manos no eran tan vagas”

  1. Una pena que no se haya respetado eso, pero bueno. supongo que merece la pena el verlo en papel. Un abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: