Secuelas

Dicen que los años no pasan en balde, y me da que voy a tener que dar la razón. Llevo dos días hecho una piltrafa humana tras el concierto; supongo que se debe a la suma de los siguientes factores: clima caluroso (30ºC en mayo y en Bilbao, a dónde vamos a llegar), actividad física (que llevo ya casi dos meses y medio sin dar palo al agua, y la inactividad pasa factura), una mañana de recorridos diversos (inspección de trabajo, Inem, recados varios,…) y el pedazo de calor que pasamos durante el concierto.

De la actuación en sí, hay que reseñar que la acústica del local no era muy buena en el rincón en que nos instalamos, aunque nos comentaron que más hacia el fondo mejoraba. Lo cierto es que no me oía casi nada, pero la impresión personal que me ha quedado ha sido de muy buena.

Pero lo mejor de la noche fue la gente, tanto por número como por el ánimo con el que cantaron, corearon y aplaudieron al quinteto turbulento. Y a los chicos y chicas del pub Zipo, que nos trataron de maravilla. A todos, pues, muchísimas gracias por la asistencia y el apoyo.

Así, el recital integrado por temas habituales más alguno nuevo parecía no ser suficiente, ya que nos vimos interpelados a interpretar “Rainbow in the Dark” cuando no estaba en el repertorio (y hace ni sé que ni la ensayamos). Y aún pedían más, los malditos insaciables; pero la pantalla de bajo dijo que ya no más, y tuvimos que parar sí o sí. Y ganas ya tenía, porque era el primer show en la era de la nueva ley anti tabaco, y me moría de ganas por echarme un cigarro. O dos, o tres,… porque me llevé unos chupachuses para engañar un poco al organismo, pero como decía cierto cantamañanas: “no es lo mismo”.

Y llegados a este punto, voy a ver si continúo con sosiego para recuperar energías; que estoy que no soy persona.

placeres

pequeños placeres de la vida

Anuncios

~ por Sir Worth en 8 mayo, 2011.

3 comentarios to “Secuelas”

  1. he de decir que en la calle se escuchaba mejor, pero no se si fue devido a la acustica, o a que en la calle lo escuchabamos con un cigarrito en los labios

  2. Enhorabuena, amigo Sir!!! Se me ponen los dientes largos de oir tu crónica.

  3. Eder, tú, como siempre, tan majo ;P

    Y Al, para los dientes largos el mejor antídoto es el método “roedor”: a liarse a comer pipas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: