O es idiota, o se lo hace

Estoy hasta la seta de mi jefe. Vale, es algo de sobra conocido y habitualmente comentado; pero hay ocasiones en las que no sé si es idiota o se lo hace.

Hoy teníamos que cargar un camión para Barcelona, conducido por el dueño de la empresa porteadora. Le ha llamado a mi jefe al mediodía para decirle que había tenido una avería en Zaragoza y que aún tenía que pasar por Pamplona antes de venir aquí. Con lo que eso supon cinco horas de conducción más lo que le tarden en descargar en Pamplona.

Mi jefe ha bajado a las tres y pico para comentármelo, y me ha preguntado a ver si volvería  por la noche para cargarlo porque tiene miedo de que mañana no pueda salir de aquí a causa de piquetes. Soy consciente de que no tengo por qué darle la más mínima explicación de mis ocupaciones en mi tiempo libre, y menos cuando me lo quiere “violar” exponiendo un asunto así sin antelación; aún así, le he replicado que hoy no tengo ensayo, pero tengo reunión de Temple of Metal a las ocho en el Casco Viejo, y antes quería pasarme por un par de sitios.

Vale, entendido… hasta hace unos minutos, que vuelve a bajar. “Que llega a las siete y media”. Ya. Las siete y media, en este negocio, quiere decir mínimo las ocho. ¿Qué parte de “tengo una reunión a las ocho” no has entendido?

“¿Y venir pronto mañana?”. Claro, hombre; define pronto. “Antes de las ocho”. Pues va a ser que no.

Y como suele pasar que desde que empiezo una entrada aparece algún camión, o tengo que atender el típico asunto de turno, (vamos, llevo 20 minutos para redactar esto), ya me ha dicho que ha llamado a Pepe por teléfono y que vendrá a no sé qué hora intempestiva. Simple y llanamente, es la polla; si quiere cargarlo fuera de horario, ¿por qué no viene él y deja de dar por culo a los demás?

Lo dicho; o es idiota, o se lo hace.

Anuncios

~ por Sir Worth en 28 septiembre, 2010.

2 comentarios to “O es idiota, o se lo hace”

  1. Pufff, ¿Y al final? ¿Qué ha pasado?
    Anda que… muy tonto o muy “listo”, no sé yo.

  2. Pues al final le llamó a Pepe y le dijo que estuviese aquí a las siete y media. Como es un buenazo, así lo hizo. ¿Y a qué hora llegó el camión? A las ocho y media; menos mal que la carga era bastante fácil, y en algo menos de una hora lo ventiló.

    Pero siguen sin ser formas de hacer las cosas. Y más, tirando de un empleado al que le querían poner no hace mucho de patitas en la calle.

    Malditos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: