EE.UU. Y SU PECULIAR IDIOSINCRASIA

Esta mañana he visto una noticia en el informativo que me ha resultado un tanto curiosa. Hablaban del fletamiento de un nuevo buque norteamericano, lo cual podría ser un evento positivo en lo que a reactivación económica del sector naviero se refiere, algo bueno para cualquier sector dados los tiempos que corren.
 
Ahora bien, la peculiaridad de este navío reside en que se han empleado, para su construcción, materiales "reciclados" procedentes de la cataclísmica Zona Cero de Manhattan. Miles y miles de toneladas de vigas de acero que antaño sustentaban el peso de importantes centros económicos y bursátiles ahora se sirven del principio de Arquímedes para surcar los siete mares, cortándolos si es que acaso no vuelan, para mayor gloria de la nación autoerigida como ombligo del mundo.
 
Y el dato curioso, el punto de toque de este enfoque, llega al presentar el fin de dicho barco. Podrían haber diseñado uno con objetivos científicos, del estilo de ir a investigar el deshielo del casquete polar por el agujero de la capa de ozono; o de realizar una tourné por los puertos de todo el mundo para sensibilizar a la gente acerca de la paz mundial.
 
Pues no. Es un buque de guerra. Del producto del odio ha nacido otro.
 
Parafraseando al sin par Obelix… están locos estos yankis.
Anuncios

~ por Sir Worth en 3 noviembre, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: