SIGO VIVO

Pues sí, aunque la inactividad de este ente disperso psíquicamente se haya prolongado durante estas dos semanas. Muchos días ni piso la oficina; valga como ejemplo que subí a mirar mi mail el viernes a media mañana… y hasta esta mañana no lo he vuelto a revisar. Así que ni os cuento los cientos de correos que tenía sin leer; y, obviamente, los miro y contesto con la mínima cantidad posible de detalles.
 
Hoy, aprovechando que mi nueva categoría de comercial – jefe de almacén – encargado de la operativa del transporte terrestre me permite tomarme una tarde libre a la semana (los de almacén libraban dos mínimo antes de esta… reforma, pero debido a mis múltiples obligaciones es lo que hay – y no me quejo), escribo desde casa de mi madre, donde he venido a comer como todos los martes. Esta mañana iba a meterme un rato, pero entre varios asuntos propios del curro, más una conexión con Barcelona para instalar una aplicación para la descarga del tacógrafo digital del camión nuevo (¿adivináis quién es su responsable?), pues como que no ha podido ser.
 
Señalar que este fin de semana bajé a ver a María (¡oh!), aunque tuve que salir el sábado, ya que el cansancio acumulado y la hora a la que cerré el chiringuito desaconsejaban iniciar una conducción larga. Menos tiempo del habitual, pero bien aprovechado y altamente reconfortante.
 
Estamos a punto de irnos mi madre y yo; mi querida y alocada sister se ha marchado hace unos minutillos. Ahora me dirigiré a mi atalaya de la soledad, a poner algo de orden; como no he estado el fin de semana, pues tengo cosillas pendientes. Y luego, Inner ensayo. Por cierto, buscamos cantante (masculino o femenino). Así que si alguien de estos andurriales se interesa, ya sabe. Ofrecemos perder el tiempo y dinero, y muchas horas de risas y buenos ratos.
 
Lo dicho; no sé cuándo volveré por aquí. Siento tener este rincón tan abandonado, al igual que el de todas las buenas gentes que suelo visitar; pero donde no hay más, contigo Juan Ramón… (jajaja).
 
Nos vemos en la senda del Haz…
Anuncios

~ por Sir Worth en 11 noviembre, 2008.

3 comentarios to “SIGO VIVO”

  1. Me alegro de que sigas vivo. Aunque tanto estrés no puede ser bueno, jeje, así que relájate todo lo que puedas y haz lo posible para descargarte de faena lo máximo posible para el futuro.
    Un beso!!

  2. Ya pensaba que alguno de esos extraños tacógrafos digitales te había abducido Sir. Es bueno tener noticias tuyas. Un saludo y que no pare la bota!!!
     

  3. Bah, no es tanto estrés… siempre y cuando no se lo propongan claro. Y los muy malditos… (jajaja)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: