ARDIENDO

Esta noche ha tocado en Santander; una vivienda, que por la tarde había sufrido una explosión de gas, se ha incendiado por la noche. Era el último piso, pero se ha ido todo el edificio a la mierda.
 
Hace escasos días, la emblemática Casa Grande del barrio Simondrogas en Sestao, sufrió idéntico destino.
 
La economía va igual, ardiendo hasta los cimientos por los préstamos hipotecarios de alto riesgo que han desatado los bancos yanquis. Anoche, en Buenafuente, salió un ingeniero (jubilado, entiendo yo) explicando todo con sus propios términos todo este embrollo.
 
Y a los que han gozado de dichos préstamos, los denominaba "ninjas". Vamos, gente sin empleo, sin capital y sin garantías; ¿cómo se come que  se le conceda un préstamo hipotecario a un tipo al que no invitarías ni a una birra, tal y como decía Andreu?
 
Al final, serán los mendigos los que nos ayuden a salir de la crisis, ya que ellos están curtidos en la batalla cotidiana de la supervivencia con nulos medios…
Anuncios

~ por Sir Worth en 9 octubre, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: