UNAS UÑAS MUY LARGAS

Continuando con la tendencia de los últimos días a contar batallitas, al más puro estilo de los abuelos de antaño al calor del hogar de leña.
 
Llevaba unos tres meses en esta casa; contando con que no había montado jamás en una fenwich hasta que entré aquí (aunque contaba con cierta experiencia cargando contenedores a mano), pero que con un mes ya me dejaron solo, habla de que cierto nivel tenía.
 
En aquella época, casi toda la carga llegaba el miércoles por la tarde – jueves, y como la salida del barco es los fines de semana, el jueves nos quedábamos hasta las tantas para cerrar el mayor número de equipos posible. Ello implicaba salir, como pronto, a las once de la noche (el récord mío fue de las dos y media  de la madrugada, aunque el señor Joaquín sigue manteniendo la marca absoluta al cerrar el chiringuito a las cinco y pico.  Y al día siguiente, a las nueve de vuelta).
 
Como podréis suponer, tantas horas seguidas en una actividad tan física (el que piense que sólo se trabaja con máquina en una empresa de éstas no tiene demasiada idea, hay cantidad de cajas a cargar a mano, así como cosas especiales que requieren hacer fuerza intentando no soltar un pedo pintor) te dejaban molido al final de la jornada. Vamos, había momentos en los que la maniobra más sencilla se te atravesaba.
 
Aquel día en concreto, andaba yo con la máquina metiendo unos bultos largos. Para dichos menesteres, tenemos unas prolongaciones que le dotan a las uñas del toro de una largura de algo más de dos metros. Fui a coger un palet que estaba junto a la garita, y olvidé que el tamaño excedía el doble del uno diez habitual.
 
La oficina aguantó, de puro milagro, pero las marcas de aquellas dos caricias perduran, recordándome aquellos viejos tiempos. Pero qué ostia le di…
Anuncios

~ por Sir Worth en 26 septiembre, 2008.

4 comentarios to “UNAS UÑAS MUY LARGAS”

  1. Jajaja, me encantan tus batallitas, siempre son muy destroyers. XD Anda que no tenías peligro tú, jajaja, no me extraña que ahora te tengan en oficinas (no te lo tomes mal, sólo es una broma ¿eh?)
     
    Por cierto, san viernes, a ver si te dan la tarde (libre)

  2. Pero mercancía rompí muy pocas veces; en otros almacenes, tendrías que ver la cantidad de averías que se producen. Y vamos, cuando entro el Hulk que tenemos ahora, era a incidencia por semana como mínimo. Y de las gordas.
     
    Hoy tarde libre, va a ser que no. El jefe se ha ido de boda, sólo estamos Laura y yo y aún quedan dos contenedores por cerrar. Así que seguramente saldré pronto, pero de librar… ¡¡ay!!

  3. Veo que en mi entorno hay más de un "ostiador" je je je

  4. Sí, lo cierto es que aquella fue buena. Y menos mal que iba frenando, (¿fernando-frenando?); un poco más rápido, y tiro el chamizo abajo…
     
    Así que andarsus con ojo con la furia del dragón…
     
     
    Cum on, feel the noize!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: