ECUADOR

Llegados a la mitad de esta Semana Grande (Aste Nagusia), se me hace bastante raro el haber dejado notar mi impronta entre la marea humana que se masifica en lugares concretos, entre vapores de alto contenido etílico y bajo bafles tan atronadores como poco nítidos por los que se derrama la misma música de siempre. Años ha, hasta competíamos entre nosotros por ver quién se llevaba el maillot amarillo (el que más salía, vamos).
 
Hoy por hoy, constatado mi inmenso odio hacia el ser humano cuando se presenta en grandes dosis, ambientes dudosos y otros factores, lo cierto es que no lo echo ni de menos. Cómo vamos cambiando.
 
Ayer fuimos a ver a Viento Norte. Antes, actuó otro grupo de telonero, unos chavales haciendo eso que han dado en llamar Nu Metal. Básicamente, y tal y como lo expresó el ilustre miembro inneril Fernan, "cómo hacer una canción de varios minutos con un sólo rift". No me quedé con el nombre de estos muchachos, lo que es una pena: a ver si les acabo viendo de nuevo por no reconocer su grito de guerra. Buf!! Lo mejor era el cantante: "a ver si vemos un poco más de movimiento". Los únicos en seguir sus indicaciones eran unos individuos muy cercanos al escenario y, no sé por qué me dio tal impresión, amigos de los intérpretes.
 
Después, Viento Norte. Lo cierto es que me gustaron bastante más que la vez del Ke Sea Kaba; sonaron bien, y se veía seguir el ritmo a las numerosas cabezas concentradas. Hasta se marcaron un mix de versiones de varios canciones, comenzado por "Breakin’ the law" y concluido con "Livin’ after midnight" de los Judas. Todo unos clásicos.
 
Y después, para casita. De nada valieron las rogativas de Torpedo y Daniela (¡ah, están locos estos romanos), con los que estuve un ratito al pasarme a saludar por la txozna de Mercadeco (Ong de Comercio Justo, apunto para los desconocedores).
 
Dos mañanas (espero) es lo que resta para finalizar esta semana. El próximo lunes, se empezará a engrasar los engranajes de la maquinaria de esta empresa, de cara a que esto marche como un obús en cuanto Septiembre muestre su cara en las páginas colgadas de la pared. Y hay que dar mucha caña….
Anuncios

~ por Sir Worth en 20 agosto, 2008.

3 comentarios to “ECUADOR”

  1. ¡Que tiempos aquellos cuando para mí anochecía a las 8 de la mañana y amanecía a 22:00!
     
    Tiempos diferentes, ni mejores ni peores, porque para cada cosa, hay un momento determinado en la vida…

  2. Tú lo has dicho; lo importante es vivir cada instante con intensidad, y estando a gusto con uno mismo. Lema que sigo al pie de la letra…

  3. ¡Que diablos! Lo que pasa es que nos hemos hecho viejos!!!!! jejejejejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: